Se va... ¿Dónde?

América del Norte

El flujo migratorio italiano en Canadá y en los Estados Unidos ha tenido algunas características comunes y una notable diferencia por números y tiempos.

Las cifras totales son claras: Canadá, entre 1876 y 1976, ha acogido poco más de medio millón de emigrantes en comparación a los cerca de seis millones de los Estados Unidos. Al inicio del Novecientos en Canadá había 6.854 italianos.En los Estados Unidos, cerca de un millón.

En realidad, Canadá se volvió país de emigración sólo después de la segunda guerra mundial, cuando, como consecuencia de su crecimiento económico, el flujo desde Italia tuvo un fuerte incremeno.El de los Estados Unidos, tuvo, en los mismos años, dimensiones reducidas y constantes.

Entre los dos Estados buena parte de los immigrantes encontró, al comienzo, trabajo en las grandes obras de construcción de los ferrocarriles o de otras obras públicas.

Su esmero para el trabajo llevó a los italianos a un decisivo salto de escalofón: en principio eran de "nacionalidad no preferente". Con el tiempo se hicieron apreciar y estimar.