La partida

Las guías para los emigrantes

La decisión de partir era tomada a menudo por el reclamo del exterior de parientes o amigos y encontraba apoyo también en las “guías para los emigrantes” a menudo producidas por países que querían atraer mano de obra de Europa. Ellas mostraban imágenes de un paraíso terrestre: ilimitadas llanuras de exhuberante vegetación, casas limpias, ordenados barrios ciudadanos.

Estos sueños sobre el papel eran exhibidos sin prejuicios por las agencias de viaje y por los agentes de las compañías de navegación para convencer a los indecisos a partir. Se puede por ello hablar de una verdadero y propio “reclutamiento migratorio” efectuado con este sistema un poco en toda Italia.

 

Tapa de una guía para los emigrantes editada en San Pablo, 1886